Skip to content

Una tarde bella

7 diciembre, 2007

Volvía a mi castillo,

Una tarde de primavera

Con atardecer rojizo

Y la luna cual mas bella;

Recordome aquel tiempo

Una noche como esas

Con fuego y cenizas,

Quemando las ferias,

Y en gritos de gloria

Las tiendas saquean;

Los niños que lloran,

A sus padres esperan;

Tendidos sin vida,

Gusanos alimentan;

Y sin sus guerreros,

La ciudad entera,

Gime de dolor,

Pagando las penas,

De sus herejías,

Reciben la condena;

Y en caudales rojos,

Los techos gotean,

Dejando los cuerpos,

De infieles, sin venas,

Limpiando con sangre,

Lujurias extremas,

Y en reino de Dios,

Perdón se les ceda;

Acordome desto

Una tarde bella

Y luego pensé:

¡Ah tardes aquellas!

4 de Diciembre de 2007

One Comment leave one →
  1. Juan Sebastian permalink
    8 diciembre, 2007 13:20

    Anda la osa, contario a sus espectativas, el poema me encantó tiene un gran ritmo, una cadencia deliciosa.
     
    Muy bueno.
     
    Entraba a mi castillo
    una noche sola y oscura
    casi como todas las demás
     
    hoy como ayer me gusta
    menos la rima y mi vida
    los fantasmas ponene mis pies
     
    las heridas no cerrarán
    los dolores crecerán
    así de ese modo
    será mejor. Perfecto dolor violento
     
    ASí se parece al amor;
    una tendencia insana y enfermiza
    a gozar del dolor
    del color dolor ajeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: