Skip to content

El Crepúsculo

16 febrero, 2007

Ese sol se ha hecho viejo
y ya no se sostiene más en el cielo
se resiste a caer, se aferra a las nubes
pero las montañas lo enganchan y lo superan en fuerza.

El sol lucha con sus exiguas fuerzas
y se desangra a través del cielo
el sol grita y no se oye
pero su voz incendia los mares celestes
y su sangre tiñe las nubes que quedan como piedra rojiza.

El sol desaparece lentamente
y su luz de esparce por el firmamento,
arroja al mundo un leve adiós
pero nadie lo escucha
y el sol se aleja despidiéndose para siempre.

Las nubes se visten de gris
y los mares su traje de luto
y oran juntos por el destino del sol
mientras encienden antorchas desde todos lugares
aqui unos beben y otros descansan.

¿Por qué?,
¿Acaso nadie lamenta la muerte del sol?
O acaso nadie se preocupa
pues saben que resucitara al despuntar el alba.

¿Qué sucederá cuando el sol se canse de esta rutina?…

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: